"El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir." EINSTEIN


jueves, 15 de octubre de 2009

POEMA DE GILGAMESH-fragmento

"Gilgamesh lavó sus cabellos, limpió su cinta,
después se soltó su cabellera sobre su espalda,
arrojó sus vestidos sucios y se puso otros limpios,
se envolvió con un manto que ciñó con un fajín.
Cuando Gilgamesh se hubo cubierto con una tiara,
la noble Ishtar quedó fascinada por la belleza de Gilgamesh.
-`!Ven, Gilgamesh, sé tú mi amante,
ofréceme como regalo tu fruto..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada