"El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir." EINSTEIN


sábado, 17 de octubre de 2009

DIALOGO DE AMIGOS

Padre, hoy que has venido a mi casa trayéndome vida, luz y energía, quiero preguntarte algo:

¿Por qué te ocultas y por qué cuesta tanto encontrarte?

Hijo mío, es necesario que permanezca oculto para que tu me necesites y me extrañes, y luego, ante esta carencia, hagas por ti todo lo que no harías si yo estuviera contigo.

Debes sentirte solo, desamparado y triste. Debes conocer el vacío del hambre, el ardor de la sed, el frío entumecedor y el calor ardiente. Debes vivir en tu propio cuerpo los innumerables dolores que tu condición de ser imperfecto amerita, y que tu conciencia inmadura necesita como estímulo para crecer y expandirse.

Ten en cuenta que el trabajo permanente de búsqueda es lo que activa tus energías, aviva tus sentidos, desarrolla tus valores y virtudes y te hace madurar en toda tu extensión.

Mira hacia atrás y verás que todo lo sufrido y lo gozado tuvo su causa nacida de ti mismo y de tus actos.

Mira hacia fuera y verás formas que ocultan cualidades y cualidades que ocultan esencias. Yo soy la esencia de todo y que subyace en todo.

Mira hacia adentro y me encontrarás tal cual soy y allí también, encontrarás el sendero que hacia mi te conduce.

Mira hacia delante y percibirás un camino recto, radiante que está formado de todos los movimientos con los cuales trataste de ser mejor y mediante los cuales te acercaste a mí.

Da siempre lo mejor de ti y así serás lo mejor que tu naturaleza y posibilidades te ofrecen y permiten.

Yo soy la Verdad y la Vida. Búscame en todo siempre y encontrarás el Ser.

Acepta siempre y sin quejarte tu destino, aún con sus problemas, falencias y martirios, pues eres el único responsable de él.

Lucha siempre por cambiar todo aquello que tienes y eres que no te gusta o no te parece correcto, pero hazlo con entusiasmo y alegría.

Mientras más correctamente actúes mas transparente serás y, por tanto, más luz tendrás para transmitir a los que te rodean a fin de ayudarlos a orientarse en las tinieblas exteriores.

Tu estás en mí como yo estoy en ti y dondequiera que tu vayas yo estaré contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada